Colsultoría DC

¿Cómo tener éxito en una recesión?  

Ofreciendo a los clientes mayor valor por menos dinero.

¿Imposible? ¡De ninguna manera!

  • Lee los comentarios de antiguos clientes que lo han hecho.
  • Te invitamos a pasar unas horas con nosotros, sin cargo y descubrir cómo.
    Conoce nuestra consultoría Just-in-Time, personalizada para ti y tus necesidades. Obtén lo que necesitas y sólo esto, cuando y como lo necesites, por sólo 350 $ (~ 260 €) a la semana.

En los tiempos de bonanza casi cualquier estrategia funciona. ¿Su empresa es un poco cara? ¿No ha mejorado mucho en los últimos años? ¿Tiene algunos problemas de calidad? No hay problema. Los clientes le perdonan y le dicen, -por favor no lo vuelva a repetir.- Las relaciones de largo plazo no se rompen fácilmente – a menos que alguien esté ofreciendo mucho más valor por menos. Incluso entonces el declive del negocio para las empresas mediocres es lento.

En tiempos de bonanza tu habilidad para abordar al cliente, tu capacidad para comercializar y vender puede ser el aspecto más importante de los negocios. Uno tiene que hacerlo realmente mal para perder el negocio.

Pero los malos tiempos son otra cosa. Todo céntimo cuenta. En cierto sentido los malos tiempos son una parte necesaria y útil del ciclo de los negocios. En la misma medida en que son dolorosos hacen una sociedad más fuerte, eliminan a las empresas menos rentables, aquellas que no pueden ofrecer un valor mayor, que no saben encontrar la forma de adaptarse o de seguir mejorando. Esta limpieza y depuración abre el camino para el próximo ciclo de crecimiento y desarrollo.

¿Es posible ofrecer más por menos? Lee comentarios de algunos de nuestros clientes que han hecho exactamente esto.

¿Por qué? ¿Cómo es posible? Walter Shewhart y W. Edwards Deming, dos pioneros que revolucionaron nuestra comprensión de la calidad y del Management, nos enseñaron la forma de hacerlo. Durante la II Guerra Mundial ayudaron a transformar completamente la industria americana. Estados Unidos no sólo pasó de una economía de paz a una de guerra, también se revolucionó la producción dando un increíble impulso a la productividad. La producción ganó la guerra. Después de la guerra Deming dio seminarios y conferencias en Japón que convirtieron un pequeño archipiélago montañoso sin recursos naturales, en aquel tiempo devastado por la guerra, en la segunda potencia económica mundial. Los productos japoneses fueron deseados en todo el mundo. Cuando en los años 1980, Deming fue redescubierto en su propio país, ayudó otra vez a transformar el Management estadounidense que se encontraba indefenso frente a la pujante competencia japonesa que era capaz de suministrar regularmente mejores productos a un precio más bajo.

Continuar leyendo…
¿Cómo ofrece una empresa mayor valor por menos?

Comments are closed.